¿Cómo puedo potenciar el efecto de Neurón?



Si consumes un producto como Neurón buscas que tenga un efecto sobre tu calidad de vida.

Energía y Concentración son algunos de los efectos más directos, pero también menos estrés, y un bienestar general, sobre todo con Neurón E, que además incluye en su fórmula vitaminas.

Pero aunque el cambio se siente generalmente de manera inmediata, la dieta y los hábitos pueden hacer que el Neurón potencie su efecto. No te pedimos que cambies tu vida completamente, aunque en algún punto querrás hacerlo para elevar aún más tus capacidades, hay una serie de recomendaciones básicas que le entregamos  a quienes consumen Neurón.

Lo primero es ser ordenado.

Dormir ocho horas, cuidarse cuando uno se enferma y alejarse de los productos procesados y con azúcar refinada es una buena costumbre.

Tienes que tener claro que muchos productos que se dicen energéticos que hay en el mercado tienen, según un estudio publicado en el Journal of the American Heart Association, hasta 400 milimetros de cafeína y hasta 20 cucharaditas de azúcar, además de otros elementos que simulan dar más energía a través de un shock de calorías y estimulantes.

¿Qué alimentos ayudan al cerebro para que funcione en óptimas condiciones?

 

Para facilitar la comprensión dividiremos en 10 clases los alimentos que te recomendamos consumir siempre, pero que además podrían hacer que tu organismo se potencie más al consumir Neurón en cualquiera de sus presentaciones.

  • Clase Triptófano: Es un aminoácido esencial en la nutrición humana, uno de los 20 aminoácidos incluidos en el código genético. Vital para la fabricación de Serotonina,un neurotransmisor involucrado con el buen humor (la hormona de la felicidad) y el aprendizaje. Se encuentra naturalmente en los siguientes alimentos: Pescado, lácteos, huevos, frutos secos, plátano, piña y palta.
  •  Clase Folato: Enzima relacionada con la síntesis de neurotransmisores nootrópicos. Se encuentra naturalmente en espinacas.
  •  Clase Tirosina: Participa en la creación de neurotransmisores nootrópicos esenciales para el funcionamiento del cerebro. Se encuentra quesos, huevos y carne.
  •  Clase Colina: Sustancia esencial como suplemento para la producción de Acetilcolina ACh, el cual es un neurotransmisor vital en los procesos relacionados con la memoria, desde su creación hasta su consolidación. Está en la soya, hígado y los huevos.
  •  Clase Fenilalanina: Produce la dopamina, relacionada con el control del movimiento y el estado de vigilia. Se encuentra en soya, remolacha y granos.
  •  Clase Ácidos grasos poliinsaturados y Colesterol: Son componentes estructurales de los fosfolípidos que forman las membranas de las neuronas y por lo tanto son esenciales para la creación y el apropiado funcionamiento neuronal. Está en alimentos como pescados azules y vegetales como maíz, soja, girasol, calabaza, nueces.
  •  Clase L-glutamina: Sirve para construir ácido gamma-aminobutírico (GABA) en el cerebro y tiene un impacto sobre el humor y la capacidad de concentración entre otras cosas. Está en los siguientes alimentos: Carnes magras de origen porcino y res, así como en las semillas de ajonjolí y girasol.
  •  Clase Flavonoides: Relacionados con la reducción del envejecimiento y oxidamiento neuronal y mejora de la memoria. Se encuentra en  alimentos como frijoles, el chocolate y el vino tinto.
  •  Clase Ácido alfa lipoico: Poderoso regulador del equilibrio celular, ayuda a las neuronas a combatir el estrés y neutralizar a los radicales libres que dañan nuestro ADN y membrana celular, generando alteración neuronal. Está en alimentos como vísceras de animales como riñón, corazón e hígado, así como en vegetales verdes como la espinaca y el brócoli.
  •  Clase Vitamina E: Mejora la actividad neuronal y previene la oxidación de las membranas neuronales. Está en alimentos como el curry, espárragos, palta, nueces, maníes, aceitunas y aceite de oliva.